PIERCING
  • piercing
  • piercing
  • piercing

Piercing en Madrid

¿Tienes intención de “tunear” alguna parte de tu cuerpo con un piercing? Si es así, lo primero que has de conocer es tu estado de salud con el fin de evitar complicaciones.

Elige el lugar más adecuado y que sea apto para perforaciones, ya que no todas las partes de nuestro cuerpo son propensas a ello y nadie mejor que tú para conocer el suyo propio.

¿Dónde me hago el piercing?

Por ejemplo, si eres una persona que le gustaría tener un piercing en la lengua, pero tienes el frenillo muy corto, puede que no sea un lugar idóneo en tu caso.

Aun así, tienes cinco tipos más de piercings como el tradicional central, el piercing en la punta de la lengua, el Venom o Viper, el horizontal y el Surface.

Tienen la ventaja de ser muy discretos, cicatrizan rápidamente y no necesita de muchos cuidados.

La cicatrización suele tardar entre 4-8 semanas y si quieres evitar molestias innecesarias, puedes empezar a comer unos días con alimentos líquidos para después ir comiendo despacio por un lado e ir adaptando la comida en función de tu evolución.

Nosotros te indicamos los cuidados y medidas higiénicas que debes tener para que cicatrice sin inconvenientes.

¿Prefieres el Piercing de oreja?

En ese caso puedes elegir en que parte de ella quieres o piensas que te puede quedar mejor, y si deseas un pendiente de bola o un aro pequeño.

Puedes optar por hasta diez tipos de piercing empezando por el más común en el lóbulo de la oreja, el Tragus, el Hélix, Rook (torre), el Daith, el Conch, el orbital, el Snug, el Transversal de mayor complejidad y el de expansión o dilatación que es una derivación del piercing.

En definitiva, es importante que elijas un buen establecimiento que cumpla todas y cada una de las medidas sanitarias e higiénicas con personal autorizado.

Sigue las recomendaciones respecto al cuidado y desinfección de la zona en los días posteriores a la perforación y que tengas en cuenta que la oreja es de las partes del cuerpo donde menos duele y donde mayor vistosidad va a producir.

¿O te gustaría un piercing en el ombligo?

Es muy popular y además tiene distintas variantes para hacerlo, como en el verdadero ombligo, el inverso, el horizontal y el vertical. Lucir una pequeña joya en forma de barra o anillo en esa parte del abdomen resulta atractivo siendo los más usados los de forma de banana.

Recuerda que hay un tipo de piercing para cada uno y solo tienes que saber cuál es el tuyo. Y elige bien el material, porque, aunque el acero quirúrgico es el más habitual por su menor riesgo de rechazo, es también una buena opción el titanio al evitar reacciones alérgicas o el oro que, aunque más caro, rara vez te ocasionará problemas.

Y una vez que hayas decidido donde lo quieres, si buscas piercing en Madrid, has de asegurarte de buscar a los mejores profesionales que te den las máximas garantías en cuanto a la calidad de los materiales que utilizan, la seguridad que trasmiten tanto en su forma de contar el proceso como en sus instalaciones y que transcurra con las condiciones higiénicas ideales.

Piercing en Circe Tattoo

Procura encontrar un sitio como Circe Tattoo donde la perforación se realice con aguja y no con pistola, pues tendrás menos riesgo de tener infecciones.

Y, por último, sigue las recomendaciones que te hagan sobre cómo cuidarlos y así disfrutar de tu piercing.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE
× Chatea con nosotros